El Ayuntamiento de Buñol aprueba un presupuesto de 10,6 millones para 2022

Usted está aquí

El Ayuntamiento de Buñol celebró en la tarde de ayer, martes, un pleno extraordinario donde aprobó los presupuestos para el 2022, que alcanzan los 10,6 millones de euros.

Área: 
Comunicación y Medios

Suponen un incremento de algo más de 900.000 euros con respecto a los de 2021, donde una de las principales inversiones será destinar 300.000 euros a la modificación de las normas urbanísticas subsidiaras para actualizarlas.

 

 

 

 

 

 

El edil de Hacienda, Manuel Sierra, aseguró que se tratan de unos presupuestos “que responden a las necesidades del momento y de la ciudadanía de Buñol, hemos puesto el foco en las familias que tienen necesidades, en mantener los servicios públicos con el mismo nivel de calidad, mantener nuestro entorno urbano y las instalaciones públicas y trabajar junto a los actores sociales por el desarrollo del municipio”, y añadió que son unos presupuestos “realistas, donde hemos tomado unas decisiones políticas de forma consecuente, como no subir los impuestos, igual que el mantener las ayudas al tejido asociativo”.

 

 

Desde Podemos su concejal, Mati Más, aseguró que su formación apoyaba “unos presupuestos que apoyan los servicios sociales, los servicios municipales y la estabilidad de los puestos de trabajo, se podría mejorar con una apuesta más clara por la transición ecológica contratando un técnico medioambiental, pero son unas cuentas que responden a las necesidades y limitaciones actuales”. Además, la portavoz de Podemos criticó “la actitud del PP que sólo reclama un Plan General de Ordenación Urbana para crecer y crecer, cuando el crecimiento debe ser sostenible, debe ser la primera premisa”.

 

 

Por su parte José Luis Carrascosa, de IAB, trasladó dos enmiendas parciales. Una para aumentar las ayudas a las sociedades musicales en 15.100 euros a cada una, y otra para aumentar en 15.000 euros la partida de mantenimiento de centros escolares, quitándolos de la partida de mantenimiento de infraestructuras.

 

 

El Gobierno local rechazó ambas enmiendas. Sobre los centros escolares el concejal de Izquierda Unida Rafa Pérez aseguró que lo que necesitan “es inversión no mantenimiento, y eso no está en la mano del ayuntamiento, sino de la Generalitat y añadió que “muchas de las actuaciones que a veces queremos hacer en los colegios no podemos hacerlas porque se consideran inversión y no mantenimiento de ahí que la partida sea suficiente”. Sobre aumentar la ayuda a las sociedades musicales aseguró que es “la muleta tradicional de la oposición cuando no tiene más propuestas, siempre queda bien pedir que se aumente la ayuda a las sociedades musicales”.

 

 

Rafa Pérez aseguró que se trata de un presupuesto “que nos permitirá cumplir con los compromisos de forma realista”, y añadió que sin un Plan General de Ordenación Urbana “Buñol tiene hoy mismo a disposición de cualquier empresa 280.000 metros cuadrados de suelo industrial, y otros 420.000 metros de uso industrial y residencial, no es imprescindible ese plan para que lleguen empresas”.

 

 

Desde el PP se votó en contra, tal como aseguró su portavoz, David Alís porque “son unos presupuestos que se quedan cortos, los ingresos están cogidos con pinzas, y en el apartado urbanístico no debemos conformarnos con unas normas subsidiarias nuevas, debemos apostar por un nuevo Plan General de Ordenación Urbana que permita aumentar el suelo industrial y generar riqueza para todo el pueblo”.

 

 

Finalmente el presupuesto se aprobó con los 8 votos a favor de PSOE, Izquierda Unida y Podemos, la abstención de IAB y el voto en contra del PP.

 

 

 

 

Otros puntos

Además, el pleno aprobó por unanimidad una modificación en los textos legales de la ordenanza fiscal de los vehículos de tracción mecánica, que no supone ningún incremento del impuesto, como explicó el edil responsable del área, Manuel Sierra.

 

 

También se aprobó por unanimidad solicitar a la Diputación el poder cobrar directamente el IBI a una empresa local para poder fraccionarlo y así asegurarse el cobro.

 

 

Además, se aprobaron por unanimidad unas mejoras en el Plan de Igualdad Interno del Ayuntamiento de Buñol que hacían referencia a la prevención del acoso sexual y por razón de sexo.

 

 

Junto a ello se votó la elección de Juez de Paz sustituto, donde Esther Lavarías Ortega obtuvo la mayoría absoluta de los votos.

 

 

Por último se dio cuenta de la delegación del área de Cultura, que incluye Juventud y Conservatorio, a la concejal del PSOE Mireia Parla, quien tomó posesión de su acta en el pleno de noviembre.